A VECES PASAN ESTAS COSAS

Sobretodo cuando tu trabajo depende tanto de tu estado de ánimo. A menudo hablo con artesanas de la noria que supone trabajar por tu cuenta. Días buenos, días regulares...

Y hay momentos de parón. O bien porque no tienes tiempo, o por falta de ideas, o lo que sea, pero en mi caso es lo intocable. Cuando alguien se pone muy malito se te hace muy dificil mantener la cabeza en lo tuyo, cambian algunas rutinas y se distorsiona todo un poco. Pero ahora que está estable (dentro de la gravedad y asumiendo que seguramente no volverá a ser igual), se van relajando las neuronas y se va descongestionando la pompa en la sesera.

Tenía un montón de post preparados, de tutoriales y cosas que me gusta enseñarte. Tengo algunos encargos y la nueva colección a medio diseñar. Cambios en la web y novedades, pero ahora no se cómo ni cuándo. Me gustan las cosas bien hechas, ya sabes, y necesito concentrarme a tope para darlo todo. Cuando algo sale tan de dentro se necesita un corazón limpio y alegre, y hoy no se si estamos en condiciones.

¿Pero sabes qué? Este es mi proyecto personal, y aunque a veces las fuerzas flaquean no pienso abandonarlo.

La vida son etapas. Feliz primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM