TENGO MIGRAÑAS

Desde pequeña sufro dolores de cabeza muy fuertes. El médico siempre le quitaba importancia, supongo que porque es una dolencia muy común, pero con el tiempo he aprendido a identificar las migrañas y ha tratarla de forma saludable.

La migraña no es lo mismo que la cefalea. El dolor de la migraña o jaqueca es mucho más intenso, es un dolor punzante que afecta a la mitad derecha o izquierda de la cabeza como consecuencia de la dilatación y constricción de los vasos sanguíneos, y viene acompañada de sensibilidad a la luz, al sonido, náuseas y vómitos. Es un malestar que bloquea e impide seguir con el trabajo y la vida normal. Cuando tengo una crisis de migraña lo único que quiero es  meter la cabeza debajo del edredón. Pero algo está cambiando desde hace poco.


Una vez leí que para controlar las molestias de la migraña los expertos recomiendan escribir un diario e identificar esas rutinas o alimentos que influyen en su aparición. Otros médicos directamente nos prohiben el chocolate o cacao, los lácteos, los alimentos procesados como sopas preparadas, aperitivos salados o comida china (glutamato monosódico), ciertos alimentos fermentados (tiramina) como el vino tinto o el queso curado, el pescado ahumado, arenques o sardinas en conserva, carnes curadas, salchichas, embutidos e hígados, algunas frutas como los cítricos, pasas, plátano, frambuesas, ciruelas rojas, papaya, maracuyá, higos, dátiles, aguacates, vegetales como la cebolla, berenjena, espinacas y col, el chucrut, el trigo, legumbres, nueces, cacahuetes y demás frutos secos, panes de masa fermentada, derivados de soja (histamina), vinagre, alcohol, cerveza, la cafeína, los refrescos dietéticos y los edulcorantes artificiales (aspartamo). Es decir, casi todo.

Ésto de controlar lo que comes es algo complicado porque no siempre la jaqueca está causada por el mismo motivo. El estrés, las hormonas, alguna alergia alimentaria, cambios en el ciclo del sueño, el hambre o la deshidratación, el exfuerzo físico, el clima o la altitud son otros posibles causantes de la migraña.

En mi caso se trata de migraña hormonal, es decir, que está relacionada directamente con con la caída del nivel de estrógenos que sufrimos las chicas en la seguna parte del ciclo menstrual. Para convatirla tomo puntualmente antiinflamatorios no esteroideo (ibuprofeno), uno al inicio del ataque y después de una siestecita normalmente el dolor se ha esfumado. Pero he notado que últimamente la migraña casi no aparece y ésto puede estar provocado por algunos cambios en la dieta que he hecho inconscientemente. Por ejemplo, ahora intento comer más alimentos enteros y crudos como cereales integrales, verdura y fruta, y evito precocinados, refrescos y alcohol. Tengo pendiente reducir el consumo de pan, pero es que me gusta mucho.

Hay otros tratamientos naturales como la acupresión, la aromaterapia, el uso de calor local o el yoga que también ayudan a eliminar las migrañas. ¿Has probado alguno? ¿Qué haces cuando tienes una crisis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

INSTAGRAM