UN APARTAMENTO DE 60 M² EN PARIS

Qué más quisiera yo que vivir en una gran casa lejos de todo, con un bosque solo para mí lleno de verdura. Pero a veces no hay elección y solo nos llega para un apartamento más o menos pequeño en la urbe. La vida nos pone retos y la creatividad está para aportar soluciones. Este apartamento de 60 metros cuadrados es un ejemplo ideal para demostrar no solo que se puede vivir cómodamente en un piso normalito, si no también que vida y trabajo pueden coexistir.




La planta muestra una distribución lineal en la que las estancias conectan a través de un pasillo cerca de las ventanas. El color blanco es el hilo conductor en todo el apartamento siendo el pavimento el único elemento cambiante que diferencia cada zona. Han utilizado cemento pulido en el suelo de la cocina, madera para el estar, un mosaico de baldosas para la zona de trabajo, madera pintada en blanco para el dormitorio y pequeños azulejos haxagonales para el baño que revisten también las paredes. Un gran espejo en el fondo del pasillo, que refuerza la continuidad visual, y un estudio profundo para organizar el espacio de almacenaje, son las piezas clave que hacen que este apartamento sea totalmente funcional y muuy deseable.

Que tengas una gran semana.











Interiorismo de Septembre Architecture. Imágenes de David Foessel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM