NUEVA ETAPA. VIVIR EN NUEVA YORK

He ido retrasando esto y ya han pasado cinco meses desde que cerré la tienda online y dejé el blog sin dar muchas explicaciones. Solo mi familia y amigos más cercanos sabían realmente qué me traía entre manos. Luego se han ido enterando los demás. Bueno, no era un super secreto realmente, es que tenía un millón de dudas y unas cuantas decisiones que tomar. Y después de un tiempo en mi nuevo destino, me parece que ya es hora de contarlo y me apetece dejarlo por escrito.

Si me sigues por instagram ya sabrás que estoy en Nueva York. Llegué el 15 de marzo. Viajé sola. Lo sabía desde finales de año, compré el vuelo un mes antes, pero no me lo creí hasta algunas semanas después de llegar. En principio iban a ser unos pocos meses pero se va a prolongar algo más. En concreto tengo visado de estudiante para cinco años pero no tengo intención de quedarme aquí hasta 2021.

(Vistas de Manhattan desde mi ventana. Lorena KNNOT © 2016)

Quien me conoce sabe que yo no soy de comerme el mundo. Soy más de trabajar chiquitito y de juntar como una hormiguita, así que solo la idea de viajar tan lejos me daba puro vértigo. Pero ultimamente la vida se había vuelto inestable, incómoda y a veces hasta penosa. Entre unas y otras sentía que no estaba en mi sitio, quizás necesitaba motivación, y antes de tocar fondo había que buscar soluciones, atarse los machos y aventurarse.

Sabía que sería una experienca de esas que te hace madurar por segundo y aprender de lo que eres capaz como nunca antes. También tenía claro que si no aprovechaba la oportunidad me arrepentiría toda la vida. No voy a mentir a nadie: da miedo, sean cuales sean tus circunstancias aquí. Sin embargo somos seres dúctiles y nos adaptamos a todo, pero eso es algo que solo aprendes cuando lo haces.

"Find your wind and take flight"

Y entonces encontré mi viento y tomé vuelo. Le dí la vuelta a mi vida. Salí de la dichosa zona de confort, y de la única manera posible, sola. Pero no me preocupaba. Mi familia me apoya en esto. Era ahora o no sería nunca.

Nunca antes me había salido un herpes. Amigdalitis, yagas en la boca, granos, migraña, gripe. ¿Periodo de adaptación? Supongo que fueron los nervios del viaje y el miedo, pero se me bajaron las defensas hasta el tercer sótano. Don´t worry, ya estoy bien. El cuerpo se acostumbra asombrósamente rápido a los cambios. Solo es cuestión de vivir el día a día con normalidad. Ahora los viajes en metro, el ruido de Manhattan y las clases de inglés en inglés con acento se han convertido en mi nueva rutina diaria y ya me siento una más en esta ciudad de mezclas. Es como si lo hubiese hecho toda la vida.

Esto es una experiencia vital. Aquí he empezado a cuestionarmelo todo. Pasa el tiempo. Pasan cosa que no controlas. Te escuchas. Reflexionas en soledad. Aceptas. Perdonas. Aprendes.

Me gustaría contar más sobre mi experiencia en USA, sobre como es vivir en NY, curiosidades y anécdotas en la gran manzana, o cómo fue lo de hacer el visado de estudiante. Pero no te prometo nada. Mientras tanto puedes ver mis publicaciones y mi historia en instagram.



PD: Espero que el video de mi vuelo MAD > JFK sea el primero de muchos. Ahí lo dejo caer.
PD2: Te echo de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM